Dr. Josep Mombiela
Dr. Josep Mombiela

Equip de Granollers:

Josep Mombiela Sanz  Licenciado en medicina y cirugía. Neuro-funcionalidad. Asesor educativo.

 

Marta Mombiela Bordes  Óptica Optometrista funcional. Entrenamientos visuales. Kinesióloga.

 

Helena Mombiela Bordes Licenciada en medicina  y homeopatia. Especialista en Balance Polar Electromagnético.

 

Eduard Mombiela Bordes  Fisioterapia y  osteópata cráneo-sacral y global.

 

Silvia Bellera. Homeópata y terapeuta bioneuroemoción.

 

 

 

 

 

 

¿QUÉ HACER?

 

1.-  Invertir en el desarrollo del vínculo físico-emocional a través de las vivencias diarias compartidas, el juego dirigido y dinamizado por el adulto y la acción educativa (límites, normas, criterios y valores decididos por la pareja que definen la dinámica familiar que da referencia al hijo o a la hija, a los hijos…).

 

2.-  Favorecer el desarrollo del vínculo familiar fuera del horario escolar.

 

3.-  Tener presentes las etapas del desarrollo. El sistema nervioso tiende a buscar la funcionalidad global, la función unificada, los estados de coherencia a través de la complejidad funcional creciente.

Cero-tres años: desarrollo de la placa base que permitirá alrededor de los tres años emerger al YO.

Tres-seis años: etapa de afirmación del YO y del progresivo descubrimiento del TÚ.

Seis- nueve años: relación reversible entre el YO-TÚ y el TÚ-YO. Descubrimiento del ÉL.

Etc.

4.-  Adecuar los estímulos y las actividades a la madurez del sistema nervioso.  No tener prisa.

 

5.-  Filtrar la influencia del medio externo, en función de los criterios, valores, actitudes vitales, creencias,…decididas por la pareja, que definen el proyecto educativo.

 

6.-  Favorecer la educación individualizada, si se tiene más de un hijo. No igualar, aunque sean gemelos univitelinos.

En la dinámica familiar se favorece la educación de individuos, no de colectivos.

 

7.-  Desarrollar el sentimiento de participación, de colaboración y de utilidad a través de la colaboración organizada y progresiva en función de su madurez en las actividades domésticas. Favorecer la autonomía en los hábitos personales. Organigrama de colaboración personalizado.

 

8.-  Ejercitar la red neuronal que relaciona los sistemas sensoriales, con las percepciones, con las emociones y las respuestas motoras, mientras os lo pasáis genial, a través de los juegos de predominio físico (psicomotricidad), los juegos de mesa, las manualidades, los juegos simbólicos, las vivencias rítmicas y las canciones.

 

9.-  Crear las bases del futuro hábito de trabajo.

 

10.- Identificar en positivo las habilidades más activas y canalizarlas. Evitar su especialización. Complementar las habilidades, los dones o las aplicaciones del sistema nervioso menos activas a través de la intervención educativa.  Educar en el AQUÍ-AHORA a los cerebros más expansivos y en la ESPERA a los cerebros de acción.

 

QUE NO HACER

 

1.-  No ponerse al servicio de los hijos.

Los hijos necesitan referentes fiables, sus sistemas nerviosos deben desarrollar el programa “aprender a vivir” copiando e imitando a sus referentes. No necesitan colegas, ni compañeros, ni servidores. Necesitan  una mamá y  un papá con los que establecer un vínculo físico-emocional, que trasmita seguridad y confianza al sistema nervioso.

 

2.-  No darle tanto poder al lenguaje. Tener presente la madurez del sistema nervioso que se tiene delante.

Los hechos, las vivencias y la acción son más importantes que el lenguaje, las explicaciones y las declaraciones de intenciones.

El cerebro es el soporte vital que nos permite interactuar con el medio interno y el medio externo. Es un soporte que se desarrolla a través de las vivencias. La palabra debe ratificar la vivencia de forma predominante. El lenguaje puede confundir y confundirnos.

 

3.-  No estimular por estimular. No adelantar. No hay prisa. Es un viaje de 21 años de duración.

La activación del sistema nervioso debe de estar en relación con su capacidad para aprovechar, gestionar y crear estados funcionales de coherencia funcional a partir de los estímulos senso-perceptivos-emocionales-motores.

 

4.-  No normalizar la estimulación audio-visual a través de las pantallas. No hay prisa.

Se favorece la escucha externa sobre la escucha interna. Se favorece la creación de dependencias y en los cerebros más receptivos (abiertos, sensibles, perceptivos…) se favorecen las relaciones de fascinación, de ensoñación y de dependencia. Se activa el circuito del estrés. No dejarlos solos ante una pantalla.

 

5.-  No usar la amenaza, la negociación, ni el exceso de explicaciones, son pequeños.

 

6.-  No utilizar la pregunta como forma habitual  de relación con los hijos. El educador decide por ellos, especialmente a esas edades.

Puede crear confusión en el proceso de desarrollo del programa “aprender a vivir”. Un exceso de preguntas con la opción a “decidir” favorece el desarrollo del sentimiento de poder. El exceso de poder favorece las conductas exigentes, la intolerancia y reduce  la tolerancia a la frustración.

 

 

 

0-3 Ritme Base del Sistema Nerviós

Conferencia Enero 2013

ll Congreso Niños del Tercer Milenio 2011

Conferencia sobre la Nueva Educación

impartida por el Dr. Josep Mombiela

La importància d'educar els hàbits en familia

Col•legi Pare Claret de Valls el dia 15 de Novembre 2012

 

https://www.dropbox.com/s/ayd69v7jdnp5di1/VN550025.WMA

 

La Torreta 2, baixos 1ª
08402 Granollers

Barcelona

 

Tel. 93 860 04 72

Atención telefónica

de lunes a viernes

por las mañanas